Blog de la Revista Comunicar

INVESTIGANDO EL VALOR AÑADIDO DE LAS TIC

En el número 42 de la Revista Comunicar podemos leer un artículo sobre cómo la elaboración de proyectos colaborativos virtuales permite la adquisición de competencias digitales. La investigación que presenta este texto ha sido realizada por los docentes de la Universitat Oberta de Catalunya María Pérez-Mateo Subirà, Marc Romero Carbonell y Teresa Romeu Fontanillas. Los autores centran su estudio en el alumnado universitario, concretamente en el alumnado de una asignatura muy vinculada a las nuevas tecnologías, como es “Competencias TIC”.
El artículo, titulado La construcción colaborativa de proyectos como metodología para adquirir competencias digitales, analiza cómo las competencias digitales son imprescindibles para los universitarios en la actualidad y cómo el trabajo colaborativo, utilizando precisamente TIC, facilita la adquisición de esas competencias; además de suponer un valor añadido para la docencia, ya que mejora la satisfacción del alumnado, tal como destacan los autores del artículo.
Experiencias como la relatada en este artículo ponen de manifiesto el papel que debe desempeñar el docente en los nuevos entornos educativos. Ahora, la función clave del profesorado es guiar y dinamizar los procesos de aprendizaje.
profesor_elearning1

La vigencia de la mitotecnología

Hace ya años, el asesor de comunicación  José Luis Carrascosa se refería, con gran atino, a la mitotecnología. Decía Carrascosa que, en Comunicación, se había sucumbido a la mitotecnología, que todo lo relacionado con las TIC se encumbraba a la categoría mitológica. Casi daba igual el fondo, lo que importaba era la forma (forma tecnológica, pos supuesto). De este modo, por ejemplo, se pueden encontrar pésimos comunicados de prensa (mal redactados, etc.) en salas de prensa con un diseño extraordinario.
La mitotecnología no se ha dado únicamente en el ámbito de la Comunicación, sino también en el de la Educación. Podemos pensar que el proceso de enseñanza aprendizaje está siendo el adecuado simplemente porque empleamos una plataforma educativa en internet (campus virtual) o podemos creer que los niños están aprendiendo más porque cada uno tenga un ordenador.
Vaya por delante que las aportaciones de las llamadas tecnologías (realmente ya es cuestionable seguir hablando de “nuevas” en muchos casos) son innegables. El problema es que no siempre estamos aprovechando el potencial y en muchos caso, además, nos despreocupamos del fondo, como señalaba Carrascosa. En los últimos días, en el transcurso de una conversación mantenida con docentes de diferentes niveles educativos se puso de manifiesto la vigencia de la mitotecnología aún en nuestros días. La totalidad de los educadores abogaban por llevar las tecnologías al aula, incluso en los niveles más bajos, y consideraban indispensable la alfabetización digital, pero ponían sobre la mesa que herramientas tradicionales no pueden entrar en desuso. Por ejemplo,  un niño/a tiene que aprender a escribir con un lápiz y un papel, aunque también en este proceso las tecnologías pueden ayudar al suponer un valor añadido y poder hacer más dinámico y divertido el proceso.
Con el paso del tiempo, las mitologías entran en decadencia. La evolución de la mitotecnología posiblemente sea la misma. Pero aún hoy constatamos la vigencia de la mitotecnología.
mito-tecnologia-movil-desvela-2012_1_10223091-375x250

Nativos digitales

En el último número de la Revista Comunicar, Comunicar 40, podemos leer los resultados de una investigación llevada a cabo en Eslovenia sobre el uso que los niños de 4 años hacen de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Los resultados se han obtenido mediante la realización de más de un centenar de encuestas a familias, en las que se preguntaba, especialmente, sobre la percepción que tenían del uso de los pequeños de las tecnologías.
Ahora podemos conocer los resultados de esta investigación en el artículo titulado “Uso de tecnologías en el entorno familiar en niños de cuatro años de Eslovenia”, de Jurka Lepicnik y Pija Samec. Las principales aportaciones del estudio son que el uso de las tecnologías por parte de los pequeños está generalizado en su vida cotidiana, que los padres se muestran satisfechos con este consumo, aunque no son conscientes de la capacidad formativa de las tecnologías. De hecho, hay progenitores que incluso llegan a considerar negativo y perjudicial el uso de las tecnologías por parte de los niños y niñas.
Resultan de gran interés las aportaciones de este estudio, pues es extraño encontar investigaciones aplicadas a niños y niñas en tan temprana edad. Si bien cada vez son más habituales los estudios sobre tecnologías y adultos ó  jóvenes, no sucede lo mismo con los más pequeños,  a pesar de que nos demuestran cada día sus habilidades como verdaderos nativos digitales.
ciquitec5[1]

Aularia: Cooperación, diálogo y comunicación en el aula para una ciudadanía activa. Una experiencia en Tánger, Marruecos

211 mundo intercomunicadoEsta experiencia de Aularia abre el nuevo volumen de este año. Cooperación, diálogo y comunicación en el aula para una ciudadanía activa. Es un proyecto trasversal de educación ciudadana llevado a cabo por la profesora María Amparo Rodrigo Mateu, en el Instituto Español de Enseñanza Secundaria Severo Ochoa, Tánger, Marruecos.

Internet es una herramienta cada vez más incorporada al trabajo en clase. Los alumnos pueden ahora acceder a comunidades de aprendizaje más allá del espacio físico del aula y esto resulta de gran utilidad a la hora de trabajar el concepto de ciudadanía global. Internet no sólo nos permite acceder a la información y contrastarla, sino que también podemos compartirla y editarla. Dejamos de ser consumidores pasivos para convertirnos en usuarios o ciudadanos activos. Ahora bien, estas nuevas dinámicas de trabajo deben aprovecharse también en beneficio de las interacciones que establecemos con nuestros entornos de vida, trabajo y discusión más inmediatos. El siguiente artículo describe una experiencia que parte de una plataforma virtual de trabajo y cómo, a partir de ella, se desarrollan una serie de actividades de diálogo e interacción presenciales, en un proyecto transversal que abarca las áreas de las ciencias sociales y naturales, así como la lingüística. 

Se ha utilizado como instrumento mediático «Conectando Mundos» un proyecto educativo organizado en España por la ONGD Intermón-Oxfam y que tiene como marco el portal educativo internacional de la campaña CRECE, una red social de escuelas que trabajan en el ámbito de la justicia alimentaria. Se presenta como un proyecto telemático que alterna el trabajo en red con el trabajo en el aula, con propuestas didácticas adaptadas a alumnos en franjas de edades comprendidas entre los 6 y los 17 años y procedentes de centros educativos de diferentes países.

Los objetivos generales son favorecer el diálogo intercultural y el trabajo cooperativo; intercambiar puntos de vista y abrirse a una realidad cada vez más global a partir del conocimiento y reconocimiento de realidades geográficas, sociales y culturales diferentes, y reflexionar sobre las causas de la desigualdad y la pobreza en el mundo, todo ello aprovechando los recursos de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La red social 2.0, además de permitir a los alumnos poner en práctica diferentes contenidos lingüísticos, les hace también reflexionar sobre sus propios procesos de aprendizaje. El alumno se transforma, así, en sujeto activo de su propio proceso de aprendizaje y trabaja con mayor autonomía. Además de favorecer las relaciones con otros ciudadanos y la colaboración en el trabajo, hace que los alumnos sean no sólo consumidores o receptores de información, sino también creadores y editores. Por consiguiente, estas nuevas tecnologías juegan un papel importante en los procesos de aprendizaje orientados hacia la transformación social y a la construcción de una ciudadanía crítica y activa. Asimismo, en nuestra aldea global, donde todo está comunicado, si queremos tener una sociedad civil influyente, debemos actuar de forma transnacional. De ahí la importancia de la plataforma inicial de encuentro y trabajo internacional, en la que Internet ha sido una herramienta esencial.

 Referencia bibliográfica: Rodrigo Mateu, M. (2013). Tánger, Marruecos. Cooperación, diálogo y comunicación en el aula para una ciudadanía activa. De lo virtual a lo presencial. Explotación de sinergias.. Aularia, 2(2) Julio. pp: 225-232.

Informe "La sociedad en Red" 2011

El informe “La sociedad en red” en su edición 2012, realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) y coordinado por Alberto Urueña, fue presentado hace unos días con el propósito de dar a conocer los datos de una serie de aspectos en torno a la Sociedad de la Información desde una perspectiva mundial, europea y española principalmente.
La estructura del informe permite tanto tener una idea general de las tendencias internacionales en este ámbito (mediante su apartado número 2 “Destacados”) como disponer de datos detallados (en sus apartados posteriores).
El estudio confirma las tendencias a la subida en usuarios de telefonía móvil e Internet en el mundo y el decrecimiento de los de telefonía fija, por ejemplo, además del progreso de la administración electrónica en todos los países de Europa y el de su uso educativo, comercio electrónico y para acceder a redes sociales en España. Por otro parte, el inglés se consolida como idioma de elección en todo lo relacionado con la Sociedad de la Información.
Podéis descargar el informe en esta dirección y ver un vídeo sobre su presentación aquí.

¿Los niños juegan menos o lo hacen de otra manera?.

Quisiera recomendarles un artículo interesante que les puede hacer pensar; se trata: “Del Ajedrez a StarCraft. Análisis comparativo de juegos tradicionales y videojuegos” que lo pueden encontrar en el nº 38 de la Revista Comunicar.
ImageEn él se expresa que “los juegos siempre nos han estado diciendo cosas interesantes sobre nosotros mismos, sobre nuestro mundo y nuestras relaciones con el mismo; el problema era, simplemente, que hasta hace poco tiempo no nos habíamos preocupado mucho de «escucharlos». Es el momento de aprender el lenguaje a través del que los juegos nos hablan” y también se establecen comparaciones y relaciones entre juegos tradicionales y videojuegos. Así respecto a la representación de la guerra, se comparará el ajedrez con el videojuego «StarCraft»; la representación de la construcción, el puzzle tradicional con el videojuego «Tetris» y para la actividad atlética, establecerá similitudes entre el juego de rayuela con la videoconsola Wii.

YouTube EDU, nuevo canal educativo

Estamos de enhorabuena por el nacimiento de un nuevo canal en YouTube, exclusivamente educativo. La herramienta, YouTube EDU, viene arropada por conferencias y clases procedentes de 23 universidades, entre las que se encuentran UCLA, Berkeley y Yale. Por desgracia, aún no hay material de universidades latinoamericanas.
Como en Google Scholar o Itunes, profesores de estas universidades (además de otros organismos como museos y otras instituciones educativas) pueden entregar material de clase a sus estudiantes. Hace tiempo que muchas universidades ofrecen contenidos en la web y en concreto en YouTube, como la de La Salle. Desde ahora YouTube EDU permitirá sistematizar estos contenidos y cualquier persona, independientemente de su ubicación, podrá acceder a ellos.
En el canal se puede realizar búsquedas por nivel educativo, por centro académico universitario y por disciplina o área científica. Esperemos que la herramienta se desarrolle con rapidez y ayude a todo tipo de profesionales de la educación y a todos al acceso a un conocimiento de calidad.
Pincha aquí para acceder al canal YouTube EDU

COMUNICAR CON TIC

La semana pasada he tenido la suerte de participar en las Jornadas Universitarias de Tecnología Educativa ( JUTE11 ) celebradas en Sevilla, en la Facultad de Ciencias de la Educación.
Nuestra experiencia de encuentro profesional ha sido realmente rica, amable y cercana; incluso a la hora de presentar nuestras comunicaciones hemos indagado en un nuevo camino que allí se denominó ÁGORA . Del que yo dinamicé que se llamaba Formación e Investigación en Tecnología Educativa, quiero destacar por el interés que pueda despertar a los visitiantes del blog, la presentada por Javier Ballesta:  CONSUMO TELEVISIVO DEL ALUMNADO Y FAMILIA EN EDUCACIÓN PRIMARIA .
 Si se animan a conocernos mejor, nos vemos en JUTE 12 ( Girona, Junio 2012)

Situaciones nuevas, tecnologías en auge y soluciones creativas.

Según Aristóteles «No hay respuestas sencillas para los problemas complejos». Un desafío más para políticos, educadores y ciudadanos. El problema es complicado, pero no podemos, como el avestruz, esconder la cabeza, dejar las responsabilidades en manos de otros, o echar balones fuera. «Condenar la tecnología ‘in toto’ es el olvidar los vergeles que la desalinización del agua del mar ha hecho posibles, mientras que idealizar la tecnología es olvidarse de Hiroshima», dice Stuart Chase.

La memoria del género humano es colectiva, los individuos se socializan –aprenden- por mecanismos inconscientes en su gran parte. Sin embargo, el aprendizaje es individual, o lo que es lo mismo, cada persona aprende lo suyo. Las relaciones interpersonales logran una mayor capacidad de aprendizaje individual y colectivo. La historia acumula cada día más productos en su haber, aunque muchos de ellos no queden reflejados en los libros. «Marguerite Duras decía que el saber era lo que hemos aprendido en la escuela y el conocimiento lo que aprendimos por nuestra cuenta», afirma Carrière.

En primer lugar hay que tener en cuenta que, a más memoria, hay más posibilidades de creatividad, ya que existen mayores medios para establecer sinapsis, conexiones entre las neuronas, y por lo tanto, relaciones creativas en el mismo cerebro, los saltos intuitivos que explica Bruner, o lo que los creativos publicitarios llaman el fenómeno ¡ajá!. Si a la memoria de nuestro cerebro, la liberamos mediante sistemas informáticos, lo que cabe en un ordenador de información y la rapidez de acceso al mismo, aumentamos nuestras propias capacidades; el ordenador se convierte en un instrumento más de nuestro cerebro, y por lo tanto aumentamos nuestra creatividad.

 «Sabemos que existe, según Thomas J. Watson, una generación silenciosa, más interesada en la seguridad que en la integridad, en la conformidad que en la actividad, en la imitación que en la creación».

Es necesario que pedagogos, psicólogos, biólogos, neurólogos y sociólogos, informáticos y otros expertos, realicen experiencias para relacionar las nuevas tecnologías informáticas y mediáticas con la creatividad. La gran cantidad de información, textos, iconos, gráficos y modelos, proporcionan mayores y mejores posibilidades de asociación de ideas.

Esta realidad, unida a la facilidad en los recursos, dibujos, etc. y a la rapidez de recuperación, imposible para el cerebro humano, hace factible una mayor aptitud creativa, nuevas conexiones entre ideas, iconos y situaciones, que van a facilitar el recorrido informativo entre las neuronas. No se crea de la nada.

 Esto es un segmento de un articulo publicado en 2000 en Comunicar 14, pp. 43-49. Mensajes diferentes, métodos creativos y diversidad de valores para la socialización en un mundo tecnificado. Soluciones nuevas para nuevos problemas que se presentan a la especie humana en la sociedad de la información.

 

El mito del miedo a las nuevas tecnologías

La sociedad, los mismos padres y, si no el sistema educativo, muchos profesores tienen un gran miedo a que hijos-alumnos se sumerjan en las nuevas tecnologías. El temor a lo desconocido, no saber qué hacer cuando los adolescentes pasan mucho tiempo ante el ordenador, falta de alternativas a los medios, sumergen a la sociedad en un mar de dudas, guiadas en el mayor número de casos por el desconocimiento, por no adaptarse a las circunstancias o por carecer de tiempo para una puesta a punto. Un estudio publicado en septiembre de 1999 por Market Data Retrieval muestra que el 61% de los profesores norteamericanos se encuentran mal preparados para asumir en sus aulas la tecnología. Según otro estudio publicado por el Higher Education Research Institute, de la Universidad de California, la dificultad de mantenerse al día es una de las principales fuentes de estrés para los profesores. No dispongo de datos parecidos sobre los profesores españoles.

El miedo a lo desconocido no debe impedir la utilización de la nueva tecnología en las aulas. En mis clases a profesores he apreciado en bastantes ocasiones que aquellos que más critican la «frialdad» o «deshumanización» de la utilización de los ordenadores son quienes más miedo tienen a ellos. Una vez realizada la experiencia, reducida la ansiedad y eliminado el miedo, se produce el efecto creativo deseado.

No debemos cerrar ninguna entrada al sistema educativo. Los medios son, además, posibles vías de trabajo futuro. «Debemos mantener abiertas todas nuestras percepciones hacia lo desconocido», dice Clifford comentando a Feyerabend. Las nuevas tecnologías proporcionan mayor democratización en la información y la comunicación y son sustento de habilidades diferentes que pueden ser la base de aprendizajes diversificados ligados a la creación de nuevas situaciones y procesos. Internet, y las redes que de ellas dependen, democratizan la información; abren mundos antes imposibles de acceder a ellos.

Según Einstein, la perfección de medios y la confusión de los fines parece ser la característica de nuestro tiempo. Los medios ocultan o enmascaran a los fines; las circunstancias, la vertiginosidad de la vida nos impide apreciar con claridad a qué lugar queremos llegar. Ya le decía el conejo blanco a Alicia, de Lewis Carroll, en ‘Alicia en el país de las maravillas’: «Si no sabes a dónde vas acabarás en otra parte».

En la base de la creatividad está el conocimiento, el esfuerzo, la memoria y las aptitudes previas. Todo ello puede ser más fácil debido a la nueva tecnología. El salto intuitivo del que hablaba Bruner, o fenómeno estrictamente creativo, se da hoy día con más celeridad que antaño, debido a las experiencias más veloces que tiene el cerebro, provocadas en gran medida por la destreza informática y los apoyos y ayudas que esta provee. En la fase final de verificación y de producción de procesos creativos, el mundo de la nueva tecnología igualmente facilita habilidades y recursos, dibujo, textos, proporciones, formulaciones, etc., a personas a las que antes estaban negadas por sus carencias o falta de experiencia.

La sociedad debe enfrentar estos problemas adelantándose a las generaciones que nos siguen en el uso de la nueva tecnología y sus posibilidades creativas. Como asegura Hallman, «todo acto de creación comienza preguntando». O Roger Lewin, «con demasiada frecuencia damos a los niños soluciones que recordar en vez de problemas que resolver». Los valores morales son afectados igualmente por la sociedad digital, pues como dice Bilbeny, pasamos de una ética de interrelación personal, de proximidad,  a una ética en la que la interacción es virtual o se desarrolla a distancia, con texto pero sin gesto; con imágenes pero sin cuerpos.

Es la ética, los valores morales que deseamos imponer a nuestros sucesores, lo que posiblemente debieran ser revisados. Los jóvenes no están exactamente contra aquellos valores en los que la sociedad se reconoce y se identifica. Simplemente están en otra parte: en un sistema cultural que, progresivamente y de manera peculiar se está constituyendo en una verdadera cultura, distinta de la anterior. Es preciso impulsar el diálogo entre las culturas, resistirse a que la homogeneización sea el resultado de la victoria de unas civilizaciones sobre otras. Es necesario utilizar en lo posible todo lo que tenemos. Una de las cosas más tristes que pueden ocurrir a nuestra sociedad es que utilicemos solamente una parte pequeña de las posibilidades que se nos brindan.